Esta pregunta me desbloqueó – ¡Úsala!

Hace unas semanas me hice una simple pero poderosa pregunta que me desbloqueó y precipitó todos los cambios que vas a empezar a ver en mi empresa en los próximos meses.

Llevaba casi dos años poco entusiasmada con mi negocio, operando con inercia, haciendo lo que se supone que tenía que hacer, sin hacer caso a las pistas que me iba dejando mi intuición sobre cuál tenía que ser la siguiente dirección a tomar.

Hasta que un día me hice esta pregunta: ¿qué haría si subiera de nivel?

De pronto, lo vi todo claro. Sabía que tenía que atreverme a lanzar ese nuevo proyecto (del que pronto te hablaré), que la empresa necesitaba un nuevo empleado en cierto cargo y con ciertas funciones, que tenía cambiar toda la imagen gráfica entre muchas más cosas.

Es como si me hubiera dado permiso y me quitara de encima todas las excusas que me estaba dando para no hacer lo que tenía que hacer para tener la empresa que quiero y llevar a cabo la misión que tengo.

De todas las cosas que anoté en esa lista, la gran mayoría de los proyectos han tomado (y están tomando aún) su tiempo. Pero todo llegará. Tenemos un plan de acción para el 2019-2020 muy ambicioso y, lo más importante, que me entusiasma.

Y es que ahora puedo decir que mi negocio me vuelve a ilusionar y eso me hace muy feliz 🙂

Sobre este cambio de mentalidad te hablo en el siguiente vídeo. Pero lo que más me interesa es leer tus respuestas. Así que mira el vídeo y hazte la pregunta contestándote con sinceridad: ¿qué haría si subiera de nivel? Date cuenta de lo poderosa y energizante que es. ¡Deja tu comentario más abajo!

 

 

Este tema está muy relacionado con este vídeo que hice hace ya bastante tiempo pero que es TAN relevante: La mentalidad CEO. Te recomiendo que lo mires también.

Te mando un fuerte abrazo,

Laura

PD: Si quieres seguir en contacto conmigo, sígueme en Instagram. Me encanta poner fotos y mensajes más personales ahí 🙂

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Tus típicos bloqueos mentales y cómo gestionarlos

¿Te sientes bloqueado, no sabes muy bien por qué y no ves cómo puedes avanzar?

¿Miras lo que estás creando y piensas “menuda chapuza”, crees que no está suficientemente bien, que ya hay muchas personas y empresas haciendo eso y que cómo vas tú a conseguirlo?

Lleves ya tiempo con tu negocio o quieras comenzar uno, los bloqueos mentales son normales en cualquier fase de desarrollo de tu empresa. Yo los tuve cuando empezaba y los sigo teniendo ahora. Nadie se libra. Pero hay que aprender a gestionarlos y no dejar que te dominen.

El perfeccionismo, la comparación o el miedo son sólo algunos de los bloqueos que puedes experimentar y debes aprender torearlos si quieres progresar con tu negocio y ver resultados.

Porque al final, las cosas las consiguen los “hacedores”, los que actúan a pesar de sus miedos.

En el vídeo de hoy te cuento cómo identificar los típicos bloqueos mentales y cómo manejarlos para que no te condicionen más.

Recursos mencionados en el vídeo:

Mi libro Quién soy yo para hacer esto (Disponible sólo en Amazon).

Y si quieres desbloquearte y librarte de las creencias que están condicionando tu crecimiento empresarial, tu prosperidad, tu libertad, si quieres ahondar más en tu mentalidad y forma de pensar, te invito a unirte aquí a mi transformador programa Mindset que empezará en septiembre.

Al apurarte a la lista prioritaria podrás acceder de inmediato y gratis a mi grupo privado en Facebook donde estoy ya haciendo sesiones en directo sobre temas relacionados con la mentalidad, nuestras creencias y nuestros patrones de comportamiento que afectan nuestra capacidad de alcanzar nuestras metas más ambiciosas.

Aquí puedes apuntarte.

Un fuerte abrazo,

Laura

Cabecera-emails-mindset

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo gestionar el dinero de tu negocio

¿Qué tal llevas la gestión del dinero de tu negocio? No me refiero a las cuentas e impuestos trimestrales. Tampoco me refiero a lo que facturas, sino a la administración en si del dinero que ganas.

¡Espera!

Antes de que dejes de leer este post porque lo consideres un tema poco atractivo o interesante, o que pienses que no va contigo, quiero enfatizar que lo que convierte a una persona en un empresario de éxito no es sólo su capacidad de vender, sino también su habilidad de manejar bien el dinero que gana.

No sabes cuántos negocios se van al traste por una mala gestión de su dinero.

En el vídeo de hoy te explico un sistema de gestión del dinero de tu empresa que revolucionará tu negocio y que te permitirá tener liquidez, saber cuánto puedes gastarte en otras inversiones para el negocio, ver con un simple vistazo cuánto tienes de beneficios o controlar lo que te gastas.

¡Dale al play!

Menciones del vídeo:

 

Y si quieres desbloquearte y librarte de las creencias que están condicionando tu crecimiento empresarial, tu prosperidad, tu libertad, si quieres ahondar más en tu mentalidad y forma de pensar, te invito a unirte aquí a mi transformador programa Mindset que empezará en septiembre.

Al apurarte a la lista prioritaria podrás acceder de inmediato y gratis a mi grupo privado en Facebook donde estoy ya haciendo sesiones en directo sobre temas relacionados con la mentalidad, nuestras creencias y nuestros patrones de comportamiento que afectan nuestra capacidad de alcanzar nuestras metas más ambiciosas.

Aquí puedes apuntarte.

Un fuerte abrazo,

Laura

 

Cabecera-emails-mindset

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo escalar tu empresa de servicios

Empecé mi negocio, como seguramente tú, buscando libertad. Quería tener flexibilidad, ser mi propia jefa, no tener que rendirle cuentas a nadie.

Como la mayoría de negocios de servicios, inmediatamente al inicio de mi empresa me vi atrapada en un modelo de autoempleo, es decir, intercambiaba mi tiempo por dinero. Sí, era mi propia jefa, sí, podía decidir si trabajar un martes por la mañana o un sábado por la noche, pero no tenía libertad. ¿Por qué? Porque si me ponía enferma no facturaba, si me iba de vacaciones no facturaba, porque si no era yo la que estaba al pié del cañón no facturaba. El negocio dependía demasiado de mí.

A los tres años más o menos de trabajar mucho llegué a mi techo empresarial. No podía crecer más porque ya no tenía más horas que trabajar (básicamente trabaja todo el día y todos los días de la semana). Había llegado al máximo tal como lo había estado haciendo hasta ahora. Tocaba escalar de alguna forma, salir del autoempleo y pasar a ser empresa.

Cuando hablo de escalar un negocio muchos de mis clientes muestran resistencia. Me dicen que no quieren tener grandes empresas y eso está muy bien, yo tampoco quiero tener una gran plantilla de empleados, pero sí que quiero más libertad y para eso hay que tener un modelo de negocio escalable.

Si vendes servicios, seas abogado, traductor, naturópata, psicólogo, ingeniero, lo que sea, me da igual, te interesa considerar las siguientes tres formas de escalar tu empresa que te sugiero en el vídeo de hoy.

¿Listo? ¡Pues dale al play!

Estos son los recursos mencionados en el vídeo:

Y si quieres desbloquearte y librarte de las creencias que están condicionando tu crecimiento empresarial, tu prosperidad, tu libertad, si quieres ahondar más en tu mentalidad y forma de pensar, te invito a unirte aquí a mi transformador programa Mindset que empezará en septiembre.

Al apurarte a la lista prioritaria podrás acceder de inmediato y gratis a mi grupo privado en Facebook donde estoy ya haciendo sesiones en directo sobre temas relacionados con la mentalidad, nuestras creencias y nuestros patrones de comportamiento que afectan nuestra capacidad de alcanzar nuestras metas más ambiciosas.

De nuevo, puedes aquí puedes apuntarte

Cabecera-emails-mindset

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo saber cuándo contratar a alguien

¿Estás pensando en contratar a alguien? ¿Quieres saber cuándo es el mejor momento para hacerlo y cómo hacerlo de forma sostenible?

En el vídeo de hoy te explico cómo supe yo cuándo había llegado el momento. Además, comparto también el proceso de reclutamiento que uso en mi empresa.

Creo que uno debe contratar a alguien si ya no da a basto. Recuerdo la época donde mi primera empleada entró que estaba tan desbordada que mi trabajo empezó a verse afectado, empecé a cometer fallos. Trabajaba 12-15 horas al día los siete días de la semana y comenzaba a odiar mi negocio.

Contratar por primera vez es algo vertiginoso. Uno se pregunta si realmente es el momento, si podrá comprometerse a pagar un sueldo a largo plazo. Uno también se pregunta si esa necesidad de contratar es definitiva o temporal. Al menos, así lo recuerdo yo. Tenía miedo de empezar a trabajar con alguien y que luego la faena bajara y que no le pudiera pagar el sueldo. Además, el nivel de responsabilidad aumenta exponencialmente cuando tienes a tu primer empleado ya que hasta entonces sólo respondías ante ti mismo.

Pero debo decir que contratar ha sido una de mis mejores decisiones empresariales. De hecho, me encanta contratar y tener el equipo que tengo y es gracias a que contraté que pude hacer crecer mi negocio. Lo digo con total seguridad, sin haber tenido empleados no podría en absoluto haber llegado donde estoy ni tener el tipo de vida y tiempo que tengo ahora.

Así que en el vídeo de hoy te cuento cómo fue el proceso desde el principio y cómo lo hago cuando busco a alguien para incorporar a mi equipo

¡Dale al play!

Espero que lo que aquí comparto te ayude con tu negocio 🙂

Un fuerte abrazo,

Laura

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Qué hacer con los suscriptores fantasma

¿Te preguntas por qué hay un porcentaje de tu lista de suscriptores que no te abre?

¿Quieres saber cómo mantenemos la calidad de nuestra base de datos y qué acciones concretas hacemos en mi empresa?

Tener una lista de suscriptores grande está muy bien, pero mejor está que sea una lista de calidad.

De nada te sirve tener miles de personas apuntadas si luego apenas responden a tu comunicación y estrategias. A veces, más que cuán grande es la lista de alguien (o la tuya propia) deberíamos fijarnos en cuán implicada y “responsive” es dicha lista.

Por eso nosotros hacemos un mantenimiento mensual de nuestra base de datos bastante estricta, para garantizar el máximo posible resultados óptimos y métricas veraces.

Hoy te explico pues qué acciones tomamos para mantener la calidad de nuestra lista lo máximo posible.

¡Dale al play y aplica estos consejos!

Menciones del vídeo:

Cómo crear un embudo de ventas y automatizar la entrada de ingresos.

Haz aquí mi test de diagnóstico empresarial.

¡Muchas gracias por estar aquí!

Un fuerte abrazo,

Laura

 

PD: Por cierto, si estás pensando en montar un podcast como estrategia de atracción de clientes… 1) me parece una gran decisión. Si yo no hiciera vídeos, seguramente tendría un podcast. Y 2) Pepa Cobos ha abierto las puertas de nuevo a su curso sobre cómo crear un podcast rentable en tan solo 4 semanas. Aquí tienes toda la información. Pepa tiene un buenísimo podcast desde el que consigue clientes y es uno de los más descargados en español. Así que puesto a aprender, mejor aprender de alguien que sabe de lo que habla, ¿no?

FacebookTwitterEmailWhatsApp

¿Emprendo solo o con socios?

El otro día una amiga me contó una idea de negocio que tenía y cómo se lo había propuesto a su cuñada para emprender con ella.

Según me iba contando de la respuesta de su cuñada (quien, por cierto, aceptó), se me encendieron las alarmas internas. Sus respuestas eran verdaderas “red flags”.

Le insistí a mi amiga que lo hablara de nuevo con ella y que gestionara mejor sus expectativas porque su cuñada tenía una visión muy distorsionada de lo que sería emprender.

Mi amiga no le estaba ofreciendo un empleo, si no que la estaba invitando a ser socia, en lo bueno y en lo malo, en la duras y en las maduras, a asumir el riesgo conjuntamente, a poner dinero igual que ella, a pelear por cada cliente las dos por igual, a quizás no ver un duro los primeros meses a celebrar los triunfos juntas cuando ocurriera, a tener una visión compartida.

No solo eso, también creo que la razón por la que se lo propuso a su cuñada es la equivocada. Es decir, que me parece perfecto que la gente quiera montar un negocio con socios, solo que tiene que ser por las razones correctas.

El emprendimiento es como el amor, no te puedes casar con alguien para no estar solo, da igual con quién.

Yo no he emprendido nunca con socios, pero sí que sé qué es empezar un negocio y lo que implica. También tengo gente muy cercana a mí que tienen negocios con socios y puedo decirte que, o todos los miembros van a la una, o el tema se complica.

En el vídeo de hoy, doy algunos consejos a una persona que está en la tesitura de si continuar con sus socios o si montárselo por su cuenta. Y aunque ella tiene la última palabra, le explico también cómo tomar la decisión correcta.

Si tú también tienes que tomar una decisión importante, aunque no sea exactamente la misma que la de esta persona, este vídeo puede ayudarte muchísimo.

Si no lo has hecho ya, aquí puedes hacer mi test de diagnóstico empresarial.

Muchas gracias por estar aquí.

Un fuerte abrazo,

Laura

PD 1: Como quizás veas, este es el último vídeo de la maratoniana tanda de vídeos que dejé grabados en verano antes de dar a luz. Voy con tirantes y me falta el aire al hablar porque estaba de 8 meses. ¡Aún me maravillo de haber dejado tanto preparado con antelación!
PD 2: Por cierto, ¿estamos ya conectados en Instagram? ¡Aquí me puedes encontrar! 🙂

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo destacar y diferenciarte de la competencia

¿Sabes? Durante mis primeros años con esta empresa, de las cosas que más me torturaban era diferenciarme de la competencia. Quería una marca especial con su propia voz y tono.

Yo veía que en el mercado había muchos más consultores de marketing, en esa época, todos hombres, con un lenguaje muy formal y técnico. Yo no era así y constantemente me esforzaba para sonar como ellos.

Me sentía muy postiza y, lo peor de todo, muy cansada porque hacer ver lo que no eres, ¡es agotador!

Recuerdo un punto donde me dije, basta. Voy a escribir (porque entonces no hacía vídeos sino artículos escritos… ¡imagina cuánto hace de esto!) desde mi forma de ser. Porque el conocimiento lo tenía, pero lo quería mostrar desde mi espontaneidad e irreverencia.

Me di permiso para escribir como realmente hablaba. Opté por diferenciarme por estilo y personalidad (algo que intento continuar con mis vídeos). Eso dio resultado y empecé a llamar la atención y a destacar de entre mi competencia. Y lo mejor de todo fue que empecé a atraer a un tipo de cliente afín a mí.

Desde entonces no solo me he esforzado por diferenciarme por mi estilo, he aplicado otras estrategias también dependiendo de qué es lo que quería potenciar en cuanto al posicionamiento de mi empresa se refiere.  Uno puede diferenciarse de muchas maneras.

Por eso en el vídeo de hoy explico cómo desarrollar tu propuesta de valor para destacar de entre la competencia.

Aquí tienes el libro que recomiendo:

La estrategia del océano azul: Crear nuevos espacios de mercado donde la competencia sea irrelevante – De W.Chan Kim

Blue Ocean Strategy: How to Create Uncontested Market Space and Make the Competition Irrelevant – De W.Chan Kim

Otros vídeos míos relacionados que te pueden ayudar:

Los 10 motivadores de compra de tus clientes

Cómo mejorar tu branding con la personalidad de tu marca

 

Y si tú también tienes una pregunta que te gustaría que respondiera en uno de mis vídeos para el blog, aquí puedes mandármela.

Espero que este vídeo te haya resultado de ayuda y utilidad. Si sabes de algún autónomo o pequeño empresario a quien pueda interesarle este tema, ¡no dudes en enviarle este artículo!

¡Muchas gracias por estar aquí!

Un fuerte abrazo,

Laura

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Marca personal vs. Marca empresarial. ¿Cuál es la mejor opción?

Si eres como yo, en algún momento te habrás preguntado qué es mejor, si trabajarte tu marca personal o crear una marca empresarial desvinculada de tu persona.

¿Te lo has planteado alguna vez?

Quizás estés considerando hacer el cambio de una a otra y te gustaría saber cuál es la mejor opción y cuál aporta más ventajas.

La verdad es que es una pregunta que me hacen muchísimo. Por lo que he querido dar respuesta en el vídeo de hoy, donde comparto todo lo que pienso de las dos opciones.

No creas que por yo tener una marca personal muy desarrollada piense que ésta sea mi preferencia.

Todo tiene su lado bueno y su lado malo.

Lo mejor es que veas el vídeo para conocer las ventajas y desventajas de cada una porque quizás te sorprenda mi respuesta.

¿Qué opinas tú? ¿Cuál es tu experiencia de la opción que elegiste? Me encantará saber tu opinión así que deja tu comentario más abajo en el post.

Y si conoces a alguien que esté dudando entre una opción o la otra, mándale este artículo para ayudarle a esclarecerse y tomar una decisión.

¡Muchísimas gracias por estar aquí, por leerme, mirar mis vídeos y dejarme ser parte y compañera de tu camino empresarial!

Un fuerte abrazo,

FacebookTwitterEmailWhatsApp

La contradicción entre lo que crees que transmite la marca de tu empresa y lo que realmente percibe el mercado

Hoy te escribo un día más tarde de lo habitual, pero es que estamos en la recta final del lanzamiento de nuestra aplicación y andamos un poco a contrarreloj.

¡La semana que viene, si todo va bien, ya podré anunciarla y enseñártela!

Evidentemente, quedan muchos detalles por terminar, pero la lanzo ya, tal cual. Because done is better than perfect, como dicen por ahí.

Así que quería pedirte que me mandaras por favor un poco de energía positiva y buenos deseos para que todo vaya bien, ya que son más de 10 meses (algunos, muy duros en lo personal), muchísimo dinero y mucha ilusión lo que hemos invertido.

La verdad es que creo que no soy consciente de dónde me estoy metiendo. Lanzar una aplicación es otro negocio a parte, con otras necesidades y dinámicas. Así que iré aprendiendo y haciendo según vayan viniendo las cosas. Y por supuesto, compartiendo lo que aprenda contigo.

En cualquier caso, siento la necesidad de darte las gracias por estar aquí, por leerme y por acompañarme en esta locura que es tener una empresa e ir a por tus sueños.

Gracias, gracias, GRACIAS.

¡Con ganas de contártelo y enseñártelo todo la semana que viene! 😉

Un fuerte abrazo,
Laura

 


 

La incoherencia y disonancia entre lo que dices que es tu marca y lo que realmente percibe el mercado

Sí, un título muy largo para un artículo pero creo que es el que mejor le pega.

Como ya sabrás a estas alturas, el branding y posicionamiento es uno de los temas que más me gusta tratar. De hecho, en el 85% de mis clientes trabajo esto puesto que es donde más fallan y donde más notarán la diferencia si lo trabajan.

Pues bien hoy te traigo un vídeo donde hablo de la disonancia o contradicción que existe entre lo que crees que transmite tu empresa y lo que realmente percibe el mercado y cómo esto perjudica tu negocio.

 

Otros artículos mencionados en el vídeo:

 

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp