Cómo dejar de compararte

Hoy quiero hablarte de un tema sobre el que hace mucho tiempo que reflexiono y que intento atajar, y es cómo dejar de compararnos (con la competencia, el amigo, el colega o con quien sea) y como esta comparación nos hace sentir inadecuados (e incluso envidia). Te daré prácticos consejos que pueden ayudarte mucho a gestionar esta tan común tendencia.

Pero antes que nada…. ¡Feliz 2019! ¿Te lo puedes creer? Con lo lejos que quedaba, ¿verdad? Es como si ahora me hablaras del 2030… te diría “¡Uy! Para entonces los coches volarán” y ya verás como en un pestañeo nos plantamos en esa década XD

Espero que hayas empezado el año con ganas y que te hayas marcado grandes metas ya que, ¡en pocos días empieza mi Reto Plan de Acción! en el que en 7 días voy a ayudarte a crear el plan de acción de tu negocio para los siguientes 12 meses.

¡Ya se han apuntado más de 8000 personas! Si no lo has hecho ya, ¿a qué estás esperando? Nada pasa por accidente, sino gracias a la acción focalizada y constante. Crear tu plan de acción te dará ese foco, además de ser la mejor práctica que puedes tener para hacer crecer tu negocio.

Apúntate gratis al Reto Plan de Acción aquí.

¡Hay incluso gente del año pasado que quiere repetirlo por lo útil que le resultó!

Yo llevo creando el plan de acción de mi negocio desde que era una simple autónoma, totalmente desconocida, con muchas ganas de prosperar y empeñada en tener una vida mejor, y es gracias a crear mi plan cada año que conseguí el foco necesario para que mi empresa creciera.

En el reto voy a enseñarte todo el proceso que yo misma utilizo aún en mi negocio. Terminarás el reto con tu propio plan que será la hoja de ruta sobre la que trabajarás en el 2019.

Aquí puedes apuntarte.

¡Te espero en el reto!

_________________________________________________________________

Cómo dejar de compararte

 

Cuando mi hija nació, estuve tres meses sin trabajar, pero pasé todo ese tiempo sintiendo que tendría que estar haciendo mucho más. Veía a homólogos haciendo grandes lanzamientos y tenía miedo de quedarme atrás, pero la realidad se imponía, no podía, no tenía tiempo. Estaba totalmente desbordada y abrumada por la nueva responsabilidad de tener una recién nacida.

Veía a otras madres lanzar proyectos y no me explicaba cómo podían hacerlo. Yo apenas alcanzaba a redactar un newsletter a la semana, con un bebé que pedía pecho cada dos horas, que tuvo cólicos de llorar a grito pelado de dolor tres o cuatro horas ca-da-dí-a durante cinco meses y que se despertaba 5 o 6 veces cada noche. Decir que estaba cansada era subestimar mi realidad. Estaba tan agotada que empecé a tener problemas de memoria.

Esos primeros meses los recuerdo muy felices, pero también muy angustiantes. Los hubiera vivido más relajada y con más gozo si no me hubiera estado comparando, siempre pensando que “tendría que estar haciendo más”.

La comparación es algo inherente en los humanos, pero internet, y en concreto las redes sociales, lo ha exacerbado. Se nos escapa de las manos. Para cuando nos damos cuenta estamos viendo a alguien en Instagram haciendo o diciendo algo que nos hace sentir inadecuados, llegando a veces a envidiarlos.

A ver, quién no ha entrado en Instagram para su negocio y pensado “tendría que hacer más Stories…”

O cuántas veces no has pensado, “Jo, qué vida más chula tiene Fulanito… Mírame a mí, qué pringado” o “¿Cómo lo hace Menganita para estar siempre impecable con 3 hijos, una casa tan Pinterest, un marido tan Pinterest y un pelo tan Pinterest? ¿Es que no pierde el control?… Si yo con un niño mi vida es un caos y el otro día salí a la calle con el dry shampoo sin quitar… ¡y encima me cae bien! No la soporto…”

¿Cómo tolerar el éxito y la felicidad de los demás cuando sientes que aún no has llegado donde quieres o que aún no tienes lo que anhelas? ¿Cómo dejar de sentir que tu vida es inadecuada sino perfecta en el momento en el que estás sin neutralizar tu ambición?

En el vídeo de hoy comparto varios consejos super prácticos que a mí me ayudan muchísimo para navegar este tipo de situaciones.

¿Listo? ¡Pues dale al play!

 

 

Y si tú también tienes algún consejo que te funciona, no lo dudes, compártelo en los comentarios para que más personas se beneficien.

Un fuerte abrazo,

Laura

 

PD: Recuerda que el Reto Plan de Acción empieza en apenas una semana. No lo postergues y apúntate aquí. Y si conoces a algún otro autónomo o pequeño empresario que tenga muchas ganas de comerse el mundo y que busque un poco de claridad y guía, háblale del reto y pásale el enlace para que se apunte y pueda participar.

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo hacer que el miedo no te paralice

¿Te aterran las consecuencias y lo que pueda pasar si: lanzas ese nuevo producto, reposicionas tu empresa, pides ese precio, le dices no a ese cliente, empiezas ese negocio, contratas a esa persona, haces esa llamada, aceptas esa propuesta, haces esa ponencia, etc?

¿Sabes qué pasos tienes que tomar pero no actúas por miedo? ¿Sientes tanto miedo que te paraliza y sabes que ese es tu problema a la hora de conseguir lo que quieres?

Todos sentimos miedo, y el que te diga lo contrario, miente. Yo misma también siento miedo de alguna cosa en todos los ámbitos de mi vida. Así que no estás solo en esto. 🙂

El miedo es tan poderoso que aunque conozcas toda la teoría, tengas el mejor plan de marketing y cuentes con el mayor presupuesto del mundo para tu negocio, si tienes miedo, no avanzarás, te frenarás y bloquearás.

Todo lo que deseas está al otro lado de ese miedo. Tu miedo es el cerco que limita tus posibilidades. Si nunca te ocupas de gestionar tu miedo, vivirás siempre sometido a éste. Tu miedo condiciona tus acciones y de tus acciones depende lo que consigues en la vida.

Mira ahora el vídeo de hoy y pon en práctica las herramientas que comparto. ¡Estoy segura de que te ayudarán muchísimo!

 

Y si quieres hacer crecer tu negocio, conseguir más clientes, facturar más y tener la calidad de vida por la que empezaste tu empresa en primer lugar, te invito a unirte a mí y a un grupo de ambiciosos pequeños empresarios dispuestos a comerse el mundo como tú, en mi programa Más Clientes Más Ingresos el cual transformará tu negocio y tu vida.

Al apuntarte aquí y unirte a la lista preferente tendrás acceso GRATIS a mi grupo privado en Facebook donde regularmente doy sesiones en directo y respondo preguntas para ayudarte a escalar tu pequeña empresa.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por estar aquí.

Laura

 

Cabecera-FB-MCMI_v2

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo adquirir un nuevo hábito y hacerlo permanente

 

“Nunca cambiarás tu vida hasta que cambies algo que haces diariamente. El secreto de tu éxito se encuentra en tu rutina diaria.” ― John C. Maxwell

 

¿Eres de los que se propone un nuevo hábito y dura apenas 15 días con el propósito?

Yo soy de la opinión de que nuestros hábitos y acciones diarias condicionan lo que seremos o consigamos el día de mañana.

No creo que realizarse o alcanzar lo que anhelas suceda por transmutación espontánea, sino que es más bien resultado del trabajo diario y la acción constante sostenida en el tiempo.

Al final estamos hablando de nuestros hábitos, desde a qué hora te acuestas, cuántas horas duermes, qué comes, qué actividades haces para desconectar o relajarte hasta cómo trabajas.

Hace unas semanas tuve el placer de volver a participar en el programa de L’Ofici de Viure de Catalunya Ràdio con Gaspar Hernàndez. En el programa, hablamos sobre cómo desarrollar nuevos hábitos de forma definitiva.

En el vídeo de hoy he querido compartir contigo mi opinión y consejos que me preparé para ese programa.

Después de ver este capítulo, te animo a que hagas una revisión de tu día a día (sin fustigarte y con compasión) y que determines qué cambios podrías incorporar para que, poco a poco, vayas introduciendo nuevas rutinas que te acerquen al tipo de vida que quieres.

¡Aquí lo tienes!

 

 

Por cierto, aprovecho para comentarte lo siguiente. Si quieres hacer crecer tu negocio, conseguir más clientes, facturar más y tener la calidad de vida por la que empezaste tu empresa en primer lugar, te invito a unirte a mí y a un grupo de ambiciosos pequeños empresarios dispuestos a comerse el mundo como tú, en mi programa Más Clientes Más Ingresos el cual transformará tu negocio y tu vida.

Al apuntarte aquí y unirte a la lista preferente tendrás acceso GRATIS a mi grupo privado en Facebook donde regularmente doy sesiones en directo y respondo preguntas para ayudarte a escalar tu pequeña empresa.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por estar aquí.

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo desarrollar tu intuición

¿No te gustaría tener acceso a esa parte de ti que tiene toda la información y que sabe qué debes hacer en cada momento para conseguir lo que anhelas y navegar por la vida con fluidez?

Esa parte de ti, esa fuente de información, es tu intuición y yo la uso en todos los ámbitos de mi vida (en lo personal y en lo laboral) tanto como puedo.

Desarrollar tu intuición es algo que puedes entrenar y cuanto más la usas, más clara la oyes y más obvio es el mensaje.

Pero si, puede ser complicado. Vivimos totalmente desconectados de nosotros, inmersos en una sociedad que ensalza la lógica y lo empírico, algo que por un lado es maravilloso pero que por el otro nos aleja de esa parte intangible y sabia que TODOS tenemos, sin excepción.

Cada vez que no hago caso a mi intuición, termino teniendo problemas. Así que ahora, ante cualquier dilema, situación, persona o propuesta, me consulto a mí misma 🙂

De hecho, tengo mis propias técnicas y ejercicios que me ayudan a dar con las respuestas y los consejos que mi intuición me da a mí misma.

Madre mía, escribo esto y soy consciente de lo raro que suena, preocupada por lo que ahora mismo debes estar pensando. Quienes no me conocen en persona creen que soy una persona totalmente mental y estratégica, cuando en realidad y aunque tengo este lado, también soy muy intuitiva y emocional, solo que muchas veces no se da la ocasión para mostrarlo.

En fin, en el vídeo de hoy, comparto contigo técnicas concretas para ayudarte a conectar con tu intuición y poder escucharla alto y claro entre tanto ruido (interno y externo).

Debo confesar también que estoy un poco nerviosa, puesto que una de estas técnicas es muy poco ortodoxa y me hace sentir muy muy vulnerable hablar de ella, pero está resultando muy reveladora y práctica últimamente. Para una madre trabajadora y empresaria como yo, con muy poco tiempo y ganas de no abandonar esta parte más espiritual, por así llamarla, me resulta muy práctica porque me toma solo 2 minutos.

Así que ahí va:

 

 

Te recomiendo también este recurso de María Talavera con su meditación para conectar con la intuición.

Y si quieres hacer crecer tu negocio, conseguir más clientes, facturar más y tener la calidad de vida por la que empezaste tu empresas en primer lugar, te invito a unirte a mí y a un grupo de ambiciosos pequeños empresarios dispuestos a comerse el mundo como tú, en mi programa Más Clientes Más Ingresos el cual transformará tu negocio y tu vida.

Al apuntarte aquí y unirte a la lista preferente tendrás acceso GRATIS a mi grupo privado en Facebook donde regularmente doy sesiones en directo y respondo preguntas para ayudarte a escalar tu pequeña empresa.

Un fuerte abrazo y muchas gracias por estar aquí.

Laura

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo sentir (de verdad) que mereces lo que quieres

Quiero pedirte que te respondas estas pregunta con total franqueza: ¿Sientes que mereces lo que quieres?

No espero que me des una respuesta de manual, nadie te está examinando. Más bien quiero que seas honesto contigo mismo. ¿De verdad no hay una parte de ti que piense algunas de las siguientes cosas?

  • No se puede tener todo en la vida.
  • Afortunado en el amor, desafortunado en el dinero.
  • Cómo voy yo a hacer/tener/conseguir/sentir/vivir esto.
  • Cómo voy yo a realizarme en todos los aspectos de mi vida.
  • Etc.

Pues hoy quiero hablarte de cómo sentir GENUINAMENTE que mereces lo que quieres.

Para mí, el tema del merecimiento ha sido una de las grandes lecciones en las que me he tenido que trabajar. De hecho, si bajo la guardia y me dejo llevar por el desánimo u otras emociones llego a creerme la mentira de que no merezco lo que deseo. Es sutil, pero ahí está. Sin embargo, lo importante es darte cuenta y no someterte a estas creencias.

 

¿Cómo te afecta no sentir de verdad y en lo más profundo que mereces lo que anhelas?

Pues de muchas maneras, para empezar, por ejemplo, no persiguiendo con tesón y determinación lo que quieres, pero también saboteándote oportunidades o abandonando tu objetivo.

Así que si crees que el tema del merecimiento y los negocios no tienen nada que ver, estás totalmente equivocado porque tiene TODO que ver.

 

¿Qué contribuye a socavar tu sentimiento de merecimiento?

Pueden ser varias cosas. Aquí sólo nombro algunas y las que veo más comunes:

 

Creencias heredadas

Me refiero a lo que te han dicho desde pequeño tus padres (“Hijo, no se puede tener todo en la vida), tus profesores en el colegio (“Patricia, tienes que elegir”), conocidos y amigos y lo que te dice la sociedad, nuestra herencia religiosa (el dinero y la avaricia es pecado) y nuestra cultura.

 

Creencias adquiridas

La vida pasa y con los años la mochila se va cargando. Lo que te haya ocurrido a cualquier edad crea en ti una forma de explicarte la vida. Sin embargo, estas creencias son sólo eso, una forma de explicarte la vida. El mismo mundo es visto de otra forma por los demás. Es como si viéramos la vida con lentes diferentes.

 

Autoestima débil

La misma palabra lo indica: auto-estima = lo que yo me estimo, lo que yo me quiero. ¿Y qué ocurre cuando no te quieres? Que no te cuidas, no te proteges y no te sientes merecedor.

 

Sentimiento de culpa

Sentirte culpable por algo puede hacer que consciente o inconscientemente creas que no mereces todo lo que quieres. Y es que el problema de creer en la culpa es que, entonces, crees en el castigo, por lo que si te sientes culpable de algo, te creerás merecedor de un castigo. Ojo con esto.

A menudo sin embargo, la falta de un verdadero sentimiento de merecimiento es debido a una mezcla de todas estas cosas.

Si no crees en lo más profundo que mereces lo que quieres, conseguirlo será complicado. Y no me refiero sólo a los negocios solo, sino también a la vida en general.

Si quieres realizarte en todos los aspectos de tu vida, tener un negocio rentable y una vida personal plena  tienes que sentir que lo puedes tener en esta vida. NO TIENES QUE ELEGIR.

Sólo tienes que aprender a torear esa mente, tu fronterizo, a entrenarte y a desarrollar el hábito de no dejarte condicionar por tus creencias limitantes que no son más que eso, creencias y no la verdad absoluta.

¿Sabes? Hay una frase que me gusta mucho de Henry Ford que dice así “Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienes razón.”

En ningún lado está escrito que tu no puedas tener todo lo que anhelas.

Mereces todo lo que quieres.

Mereces ser feliz.

Laura

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Tus típicos bloqueos mentales y cómo gestionarlos

¿Te sientes bloqueado, no sabes muy bien por qué y no ves cómo puedes avanzar?

¿Miras lo que estás creando y piensas “menuda chapuza”, crees que no está suficientemente bien, que ya hay muchas personas y empresas haciendo eso y que cómo vas tú a conseguirlo?

Lleves ya tiempo con tu negocio o quieras comenzar uno, los bloqueos mentales son normales en cualquier fase de desarrollo de tu empresa. Yo los tuve cuando empezaba y los sigo teniendo ahora. Nadie se libra. Pero hay que aprender a gestionarlos y no dejar que te dominen.

El perfeccionismo, la comparación o el miedo son sólo algunos de los bloqueos que puedes experimentar y debes aprender torearlos si quieres progresar con tu negocio y ver resultados.

Porque al final, las cosas las consiguen los “hacedores”, los que actúan a pesar de sus miedos.

En el vídeo de hoy te cuento cómo identificar los típicos bloqueos mentales y cómo manejarlos para que no te condicionen más.

Recursos mencionados en el vídeo:

Mi libro Quién soy yo para hacer esto (Disponible sólo en Amazon).

Y si quieres desbloquearte y librarte de las creencias que están condicionando tu crecimiento empresarial, tu prosperidad, tu libertad, si quieres ahondar más en tu mentalidad y forma de pensar, te invito a unirte aquí a mi transformador programa Mindset que empezará en septiembre.

Al apurarte a la lista prioritaria podrás acceder de inmediato y gratis a mi grupo privado en Facebook donde estoy ya haciendo sesiones en directo sobre temas relacionados con la mentalidad, nuestras creencias y nuestros patrones de comportamiento que afectan nuestra capacidad de alcanzar nuestras metas más ambiciosas.

Aquí puedes apuntarte.

Un fuerte abrazo,

Laura

Cabecera-emails-mindset

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Como recuperar el entusiasmo por tu negocio

Uno de mis sentimientos favoritos es el entusiasmo. Me encanta la sensación de arrebato por un proyecto, esa aceleración, esas ganas de trabajar en él, esa anticipación. Uno se siente imparable, ¿verdad?

Sin embargo, por el motivo que sea, falta de victorias que te alienten por el camino, motivos personales, el estrés, la sobrecarga de trabajo o simplemente por la repetición de lo mismo año tras año, es normal llegar a perder el entusiasmo que sentías para dar paso a la apatía y a las ganas de mandarlo todo a paseo.

No creo que nadie se libre de épocas así. De hecho, cuanto más tiempo llevas con tu negocio, más probabilidades tienes de que te haya ocurrido. Sin ir más lejos, yo recuerdo dos “crisis emocionales” con mi empresa en los 7 años que llevo con mi negocio.  

En ambos casos, recuperar el entusiasmo hacia mi empresa fue un trabajo activo por mi parte. En el vídeo de hoy, te doy cinco simples, pero poderosos, consejos que yo misma puse en práctica para superar el bache.

¿Me acompañas? ¡Pues dale al play!

Estos son los vídeos que menciono:

Cuánto y cuándo es suficiente.

Y si quieres desbloquearte y librarte de las creencias que están condicionando tu crecimiento empresarial, tu prosperidad, tu libertad, si quieres ahondar más en tu mentalidad y forma de pensar, te invito a unirte aquí a mi transformador programa Mindset que empezará en septiembre.

Al apurarte a la lista prioritaria podrás acceder de inmediato y gratis a mi grupo privado en Facebook donde estoy ya haciendo sesiones en directo sobre temas relacionados con la mentalidad, nuestras creencias y nuestros patrones de comportamiento que afectan nuestra capacidad de alcanzar nuestras metas más ambiciosas.

De nuevo, puedes aquí puedes apuntarte

Cabecera-emails-mindset

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo escalar tu empresa de servicios

Empecé mi negocio, como seguramente tú, buscando libertad. Quería tener flexibilidad, ser mi propia jefa, no tener que rendirle cuentas a nadie.

Como la mayoría de negocios de servicios, inmediatamente al inicio de mi empresa me vi atrapada en un modelo de autoempleo, es decir, intercambiaba mi tiempo por dinero. Sí, era mi propia jefa, sí, podía decidir si trabajar un martes por la mañana o un sábado por la noche, pero no tenía libertad. ¿Por qué? Porque si me ponía enferma no facturaba, si me iba de vacaciones no facturaba, porque si no era yo la que estaba al pié del cañón no facturaba. El negocio dependía demasiado de mí.

A los tres años más o menos de trabajar mucho llegué a mi techo empresarial. No podía crecer más porque ya no tenía más horas que trabajar (básicamente trabaja todo el día y todos los días de la semana). Había llegado al máximo tal como lo había estado haciendo hasta ahora. Tocaba escalar de alguna forma, salir del autoempleo y pasar a ser empresa.

Cuando hablo de escalar un negocio muchos de mis clientes muestran resistencia. Me dicen que no quieren tener grandes empresas y eso está muy bien, yo tampoco quiero tener una gran plantilla de empleados, pero sí que quiero más libertad y para eso hay que tener un modelo de negocio escalable.

Si vendes servicios, seas abogado, traductor, naturópata, psicólogo, ingeniero, lo que sea, me da igual, te interesa considerar las siguientes tres formas de escalar tu empresa que te sugiero en el vídeo de hoy.

¿Listo? ¡Pues dale al play!

Estos son los recursos mencionados en el vídeo:

Y si quieres desbloquearte y librarte de las creencias que están condicionando tu crecimiento empresarial, tu prosperidad, tu libertad, si quieres ahondar más en tu mentalidad y forma de pensar, te invito a unirte aquí a mi transformador programa Mindset que empezará en septiembre.

Al apurarte a la lista prioritaria podrás acceder de inmediato y gratis a mi grupo privado en Facebook donde estoy ya haciendo sesiones en directo sobre temas relacionados con la mentalidad, nuestras creencias y nuestros patrones de comportamiento que afectan nuestra capacidad de alcanzar nuestras metas más ambiciosas.

De nuevo, puedes aquí puedes apuntarte

Cabecera-emails-mindset

FacebookTwitterEmailWhatsApp

¿Cuál es tu problema con el dinero?

Nuestra relación con el dinero es complicada.

Queremos más pero estamos peleados con él. Pensamos y nos decimos que el dinero es fuente de problemas, que la gente rica es corrupta o snob, que el dinero no es importante y que no da la felicidad (aunque la falta de él, SÍ), que el dinero es escaso, que el dinero te hace mala persona o desafortunado en el amor y un sin fin de creencias más.

Además, tenemos patrones de comportamiento y de gestión del dinero heredados de nuestra cultura o familias que hace que nos compliquemos la vida.

También pensamos que nunca llegaremos a ciertas cantidades, vamos, no se nos pasa por la cabeza puesto que tenemos una mentalidad de trabajador por cuenta ajena.

Sin ir más lejos, ayer quedé con una amiga mía y le decía que se hiciera el favor de dejar de pensar en cómo gastar menos y que empezara a pensar  en cómo ganar más. Que dejara de pensar como una empleada y empezara a operar como una empresaria (es autónoma), que buscara soluciones y un modelo de negocio de empresa y no de autoempleo. Que se diera cuenta que facturar 50.000€ no es para nada imposible para ella (no sé cuánto factura pero me puso los ojos como platos al decirle esa cifra) y que hay mucha gente ganando eso y mucho más. Que se reconciliara y reclamar su ambición porque ser ambicioso no es un insulto sino una suerte y bendición. Que mirase cuál era su relación con el dinero y que la reescribiera.

Y es que si no cambiamos nuestra forma de pensar, estas creencias afectan nuestras decisiones y acciones y, por lo tanto, los resultados que tenemos.

Por eso en el vídeo de hoy hablo sobre cómo puedes mejorar tu relación con el dinero.

Para mí fue clave hacer este ejercicio en un momento de mi vida donde debía 30.000€ de un préstamo y me encontraba totalmente hundida.

Esa época fue un punto de inflexión para mí, como puedes imaginar, donde inicié una proceso de autoconocimiento para entender cómo había llegado hasta ahí y para saber cómo salir de ese pozo. Yo al final “simplemente” quería prosperar, vivir tranquila, sin preocupaciones económicas.

No fue un camino recto, sino más bien de muchas curvas (entiéndase como miedos y obstáculos) pero si alguien me hubiera dicho entonces que mi vida en el 2018 sería como es, no me lo habría creído. De hecho, aún no me lo creo y doy gracias a la vida por todo lo bueno que ha venido después de todo lo malo.

Es por eso que creé Mindset, mi programa de mentalidad empresarial donde enseño todo lo que he aprendido en este viaje y que uso en mi día a día para conseguir más más ambiciosos sueños y que es la evolución del que fue mi programa Dream Big Play Big.

Mindset abrirá puertas en septiembre, pero si deseas recibir notificación prioritaria puedes apuntarte gratis aquí y formar parte de mi comunidad privada en Facebook donde voy a empezar a hacer ya nuevas sesiones en directo sobre estos temas.

Y ahora sí, aquí tienes el vídeo de esta semana:

Pon los precios caros

Cómo mejorar tu asertividad y hacerte respetar

¿Cuál es pues tu relación con el dinero? Comparte conmigo tus creencias y de dónde crees que vienen a continuación. ¡Me encantará leer tu comentario!

Un fuerte abrazo,

Laura

Cabecera-emails-mindset

FacebookTwitterEmailWhatsApp

Cómo saber cuándo contratar a alguien

¿Estás pensando en contratar a alguien? ¿Quieres saber cuándo es el mejor momento para hacerlo y cómo hacerlo de forma sostenible?

En el vídeo de hoy te explico cómo supe yo cuándo había llegado el momento. Además, comparto también el proceso de reclutamiento que uso en mi empresa.

Creo que uno debe contratar a alguien si ya no da a basto. Recuerdo la época donde mi primera empleada entró que estaba tan desbordada que mi trabajo empezó a verse afectado, empecé a cometer fallos. Trabajaba 12-15 horas al día los siete días de la semana y comenzaba a odiar mi negocio.

Contratar por primera vez es algo vertiginoso. Uno se pregunta si realmente es el momento, si podrá comprometerse a pagar un sueldo a largo plazo. Uno también se pregunta si esa necesidad de contratar es definitiva o temporal. Al menos, así lo recuerdo yo. Tenía miedo de empezar a trabajar con alguien y que luego la faena bajara y que no le pudiera pagar el sueldo. Además, el nivel de responsabilidad aumenta exponencialmente cuando tienes a tu primer empleado ya que hasta entonces sólo respondías ante ti mismo.

Pero debo decir que contratar ha sido una de mis mejores decisiones empresariales. De hecho, me encanta contratar y tener el equipo que tengo y es gracias a que contraté que pude hacer crecer mi negocio. Lo digo con total seguridad, sin haber tenido empleados no podría en absoluto haber llegado donde estoy ni tener el tipo de vida y tiempo que tengo ahora.

Así que en el vídeo de hoy te cuento cómo fue el proceso desde el principio y cómo lo hago cuando busco a alguien para incorporar a mi equipo

¡Dale al play!

Espero que lo que aquí comparto te ayude con tu negocio 🙂

Un fuerte abrazo,

Laura

 

FacebookTwitterEmailWhatsApp